Pequeñas lesiones, grandes problemas. Nuevos métodos de localización preoperatoria
199x113-1

Pequeñas lesiones, grandes problemas. Nuevos métodos de localización preoperatoria

3 añohace 0 1031

El Doctor Sergi Vidal Sicart entrevista a la Dra. María Eugenia Rioja Martín
¿Cuales son los métodos de localización de lesiones mamarias pequeñas o no palpables donde la Medicina Nuclear puede ayudar al senólogo?

Son lo que denominamos técnicas de Cirugía Radioguiada (RGS). El ROLL que se ha desarrollado paralelo a la BSGC ha aportado resultados globalmente mejores que las técnicas de guías metálicas, especialmente en cuanto a márgenes y reintervenciones. Uno de sus inconvenientes es la dificultad para controlar el correcto marcaje de la lesión.

Recientemente han aparecido en la literatura médica trabajos en los que se utiliza una semilla de yodo 125, similar a las que se utilizan para braquiterapia, de baja actividad. Se trata de una fuente encapsulada y radiopaca pudiendo controlarse la exactitud de su localización mediante mamografía, una vez insertada produce su radiomarcaje y con ayuda de la sonda manual de detección de radiación gamma, ajustando el pico de energía a la del 125I , localizar la porción exacta del tejido donde previamente se ha insertado y escindir este tejido para su posterior estudio histológico. Los resultados publicados son al menos no inferiores a la técnica de ROLL, aportando ventajas logísticas entre otras

¿En que otras áreas, diferentes a la ya conocida del ganglio centinela, genera la Medicina Nuclear información importante para el clínico?
La mamogammagrafia con equipo dedicado es un estudio de imagen optimizado y mejorado  utilizando Gammacámaras de campo pequeño y alta resolución (2- 3 mm).  Estos estudios tienen alta sensibilidad para detectar cáncer de mama no influido por la densidad de la mama, la presencia de implantes o los cambios postquirúrgicos. La Tomografía por Emisión de Positrones (PET),  es una herramienta útil (especialmente con la utilización de equipos multimodalidad; PET/CT) en la re-estadificación de las pacientes con sospecha de recidiva y en estadios avanzados; así como su potencial uso en la valoración de respuesta a la terapia, como se evidencia en las guías de la ESMO y la NCCN.

Tradicionalmente se ha utilizado la gammagrafía ósea y el estudio de la funcionalidad del ventrículo izquierdo en el seguimiento de las pacientes con cáncer de mama. ¿Cambiará esto en el futuro?

La Ventriculografía isotópica también conocida como MUGA (múltiple-uptake gated adquisition) sigue siendo un método adecuado para la detección precoz de la disfunción cardiaca producida por el efecto cardiotóxico de algunos quimioterápicos, es una técnica no-operador dependiente que rinde una valor reproducible de la Fracción de eyección ventricular.  La utilización de radiación ionizante hace se haya planteado la ecocardiografía  o la Resonancia Magnética como alternativa aportando la primera datos mas completos de la función ventricular, pero es altamente operador-dependiente y la RM  no se ha generalizado por el alto  tiempo y coste del estudio.

En lo que a la gammagrafía ósea respecta, sus indicaciones se han ido ajustando y sigue siendo una prueba  de primera elección para estatificación así como para valoración de respuesta al tratamiento. Añadir estudios de SPECT en áreas determinadas permite detectar más lesiones que con la imagen planar y mejora la especificidad sobre todo en esqueleto axial. La incorporación de la imagen hibrida (SPECT/CT) permite una mejor evaluación de captaciones anormales , aumentando la seguridad diagnóstica de manera significativa

¿Los tomógrafos PET dedicados a mama son realmente una ventaja?

Estos equipos se han desarrollado para superar las limitaciones de los equipos PET de cuerpo entero. Las ventajas de este tipo de sistemas dedicados incluyen la mejora de la sensibilidad geométrica, mayor resolución espacial, menor tiempo de formación de imágenes, y la atenuación reducida en comparación con los sistemas de PET de cuerpo entero. Son por tanto capaces de detectar lesiones de menor tamaño. Pero tienen limitaciones  tales como captación de FDG variable en tumores pequeños y la posibilidad de “falso positivos”, lesiones que no siempre tienen una correlación ecográfica en un second-look  para ser biopsiadas y la posibilidad de biopsiar directamente en estos equipos es muy limitada.

Como indicaciones potenciales se están manejando la evaluación de la respuesta del tumor primario a la quimioterapia, o como alternativa en aquellas pacientes que no pueden someterse a RMN.

Sergi VIDAL-SICART
Medicina Nuclear
Hospital Clínic Barcelona
Institut d’Investigacions Biomèdiques Agustí Pi Sunyer
Medicina Nuclear
Hospital del Mar
Parc de Salut Mar. Barcelona

María Eugenia RIOJA MARTIN
Coordinadora Unidad de Patología de la Mama
Servicio de Medicina Nuclear
Hospital Ramón y Cajal